Timehop La temporada de vacaciones de Navidad de 2011 fue un hervidero de actividad para mí. Una vez, asistí a una fiesta en el Bowery Ballroom en Nueva York, al estreno de una película y a una cena con temática de Justin Bieber, todo en una semana; unos días más tarde, vi la película Young adult, compré objetos de cristal con forma de animal para regalar en Navidad y compartí platos de pasta hecha a mano con algunos amigos.

Sé todo esto no porque mi memoria sea sobrehumana, sino por la meticulosa recopilación que he hecho gracias a las diversas aplicaciones que me he descargado, como Timehop y Rewind.me. Acceden a mi historial en las redes sociales y me envían recordatorios diarios sobre mis entradas anteriores. Estos servicios sirven de apoyo cognitivo al escarbar en detalles del pasado que no podría recordar de otra manera.

Mientras las redes sociales les dicen a sus usuarios qué está sucediendo en ese momento, estas aplicaciones novedosas documentan la vida de hace un año o más. Dependen de los datos personales que hay esparcidos por la Red y que se recuperan fácilmente con la ayuda de unos ingeniosos algoritmos de ingeniería y de software. Y ofrecen la posibilidad poco frecuente de mirar hacia atrás y obtener una perspectiva antropológica de nuestro propio comportamiento en Internet. Por ejemplo, me he dado cuenta de que el año pasado colgué muchas fotografías y revelé detalles personales de mi vida en las redes sociales, pero ahora he adoptado un estilo más frío, menos íntimo.Rewindme

Danielle Morrill, fundadora y consejera delegada de Referly, una empresa de reciente creación de recomendaciones de productos en San Francisco, descubrió que el uso de Timehop, que envía a su iPhone información sobre cómo pasó un día de hace exactamente uno, dos, tres o incluso cinco años, le recordaba lo “poderoso que puede ser el tiempo”.

“A veces, me doy cuenta de que estoy haciendo exactamente lo mismo que hacía un año antes, y me pregunto si eso me gusta”, señala Morrill. “El año pasado estaba sobrecargada de trabajo, y sigo estándolo ahora. Quizá debería pensar en tomar un descanso… Te hace reflexionar”. Sigue leyendo

Anuncios